"La Foto del Concurso'2011"



Premio compartido por las fotografías correspondientes a los reportajes "Otoño en Nivaria" de Iván Medina Delli y "Disfrutando del cielo" de Juan Pablo Cerro
(Ver todas las fotografías que optaron al premio)

Indice de reportajes

"2011, un viaje fotográfico por la Península y Baleares", por Rocio Arenas"
"Aires de Mariola", por Jose Antonio Bernat Bacete
"Agua y Sol fundamentales para la Vida", Marta Nolla Masdeu
"Amanecer de la Meteorología", por Jose Luis Escudero Gallegos

"Aprendiendo con los meteoreportajes", por M Jose Torralba
"Arcus en el Delta del Ebro", por Ramon Baylina Cabre
"Calentamiento Global", por António Tedim

"Cumbres borrascosas", por Alvaro Novo Salvador
 "Cinco mil kilómetros", por Jose Miguel García García 
"Contrastes", por Adrian Melón Nava
"Cuatro estaciones en el oeste de Soria", por Arturo de Pablo Mateo
"De Navarra a Andalucia: Diferentes nubes, diferentes climas", por Arnaitz Fernández Elias
"Desde una azotea en la ciudad", por Olga Rodríguez Hendley
  

"Días de tormenta en la campiña cordobesa", por Antoni Ruiz Guerrero
"Disfrutando del cielo", por Juan Pablo Cerro
"Diversidad de todos los colores", por Jaume Nolla 
"El Cielo desde la Tierra", por Aida Sáiz 
"Entre Cataluña y Aragón", por Antonio Ontangas Jarque
"Ese pequeño gran tesoro, meteorología", por Antonio Carramiñana Calzada
"Grandes Nimbos", por Vicente Rodríguez-Madridejos Ortega 
"India", por Liu Puddu
"La cara amable del cielo", por Jenny Martínez Parra
"La Mancha, lugar de contrastes", por Diego Sobrino Ramos
"La noche y el mar de nubes del Teide", por Roberto Porto Mata
"Los colores de la meteorología Peninsular", por Roberto Granda Maestre
"Llevantada de marzo", por Ramon Calvet i Falgueras
"Mammatus a la patada en Avesnois", por Guillaume Louïs
"Mammatus de febrero", por Maite Mojica García
"Mis fotografías de meteorología más espectaculares", por Jaume Alegre Díaz
"Miscelánea", por Eva Ibáñez Cerced
"Mitad y mitad", por Alberto Lunas Arias
"Niebla", por Celia Cuadra  
"Niebla en el otoño", por Patricia Iglesias Morandeira
"Nieblas en La Rioja", por Marco Campazas Fernández
"Niebla en las cumbres de la Isla de La Palma", por Diego Cabrera Redecilla
"Nubes a escena", por Miguel Angel Fariña de Jesús
"Nubes desde distintos enfoques", por Begoña Pérez Blasco
"Otoño en Nivaria", por Iván Medina Delli "Sin ir más lejos", por Irantzu Arbaizagoitia Viguri
"OVNI sobre L'Ametlla de Mar", por Julia Benzal 

"Seis horas de seguimiento lenticular", por Sergi Corral i Buela"Supercélula inesperada y dos bises", por Miguel Cívica Corrales
"Sólo 365 días", por Oriol Mas Carbonell
"Texturas de Barcelona", por Joan Valls Bassa
"Tormentas mediterráneas", por Conxi Ciurana
"Tres horas", por Jordi Peró
"Un 2011 lleno de sorpresas", por Rafa Tena Tejano
"Vai al cielo", por Maria de la Pau Sbert Llinàs
"Volcanes en la niebla", por Gustavo Medina Rodríguez 
"Yo del Sur, pero ahora en el Norte", por Sandra Pamela Muñoz Cabrera

Fuera de concurso:


"Carlos Deza y su Temporada Convectiva”, por David Momblona Montiel
"Islas en el mar de nubes”, por Fernando Bullón Miró

“Observando la temperie en Tenerife”, por Rubén del Campo Hernández
"Saludos desde el despacho con vistas”, por Jordi Martín García
"Un Diciembre diferente, cargado de sorpresas”, por Marisol Pazos Gil

"Disfrutando del cielo"

Por Juan Pablo Cerro

Si algo he aprendido con el tiempo es que, si te gusta la meteorología y disfrutas fotografiando sus diferentes fenómenos, debes llevar la cámara a mano siempre que puedas. Y es que, en muchas ocasiones, días que aparentemente no iban a deparar grandes acontecimientos terminan mostrándonos unas estampas bellísimas, que a buen seguro nos gustaría guardar en algún otro lugar, además de en nuestra retina y en nuestra memoria.

Algo así podría decirse que es lo que me ha pasado este 2011, un año en el que apenas he podido vivir situaciones realmente destacables, pero que, sin embargo, me ha regalado imágenes preciosas para el recuerdo, especialmente en primavera.

Las 10 fotos que figuran a continuación resumen, en cierto modo, los mejores momentos meteorológicos que he vivido este pasado año.

Foto 1- Embalse de Orellana (Badajoz) 27-04-2011
Una apacible tarde primaveral en la que los cúmulos crecen con fuerza, desarrollando vistosos yunques con la clásica forma de hongo.



Foto 2- Embalse de La Serena (Badajoz) 27-04-2011
Desde una atalaya privilegiada el espectáculo es cautivador. Grandes cúmulos crecen y evolucionan durante horas, variando caprichosamente sus formas sobre las aguas y colinas de La Serena. Sin embargo, bajo sus algodonosas cabezas el ambiente no debía ser tan bucólico.



Foto 3- Acedera (Badajoz) 25-04-2011
Con las últimas luces del día, una tormenta descarga hacia el sur de las Villuercas. Llama la atención cómo la base permanece todo el tiempo prácticamente estática sobre la misma zona, mientras desaloja un enorme yunque.



Foto 4- Acedera (Badajoz) 28-04-2011
No hay mejor serenata nocturna que la de los grillos acompañada de una tormenta eléctrica.



Foto 5- Acedera (Badajoz) 24-04-2011
Panorámica de una vistosa tormenta sobre la sierra, enmarcada por un gran arco iris, y con la sombra del fotógrafo proyectada en el centro.



Foto 6- Acedera (Badajoz) 24-04-2011
Instantes después a la anterior captura, en el flanco izquierdo de la tormenta se forma una imponente cortina de lluvia, a modo de columna, coincidiendo con la luz rojiza del atardecer.



Foto 7- Acedera (Badajoz) 28-04-2011
Un agradable paseo por el campo se convierte en todo un espectáculo meteorológico ante la aparición de numerosas células convectivas. Las ovejas parecen incluso más pequeñas ante tan enormes nubes.



Foto 8- Acedera (Badajoz) 28-04-2011
Las células anteriores terminan conformando un claro sistema multicelular, en el que se observan perfectamente los diferentes estados de desarrollo de cada una de ellas, más maduro cuanto más a la derecha.



Foto 9- Elche (Alicante) 07-06-2011
Desplazándonos en esta ocasión al sureste peninsular, no podían faltar a la cita los clásicos arcus. El de la fotografía, pese a su amenazador aspecto, deja una precipitación más bien escasa debido a la velocidad con la que nos cruza.



Foto 10- Abanilla (Murcia) 07-05-2011
Para terminar, una imagen del interior de una tormenta, justo en el momento en el que el arcus con una clara formación de ‘whale’s mouth’ nos sobrepasa de derecha a izquierda en la foto. Aún no llueve, pero el golpe seco del viento es tremendo.

"Otoño en Nivaria"

Por Iván Medina Delli

Nivaria o Ninguaria (del latín nix, nivis, nieve) era el nombre por el cual los romanos conocían la isla de Tenerife, en clara referencia a las nieves posadas sobre el Teide.

La llegada de los primeros frentes y perturbaciones, en interacción con la especial orografía de la isla, generan fenómenos meteorológicos que nos brindan escenas curiosas, como el popularmente denominado “sombrero del Teide”, los siempre agradables arcoíris, o las espectaculares lenticulares.

Fotos 1 a 3- "El Teide luce sombrero". Cañadas del Teide (Tenerife), 28 de septiembre.
Un “sombrero” en la cima del Teide nos indica la llegada de un frente y/o de inestabilidad atmósferica en las inmediatas 24-48 horas.







Fotos 4 a 6- "Arco de color". Taco-La Cuesta (Tenerife), 3 de noviembre.
El arco iris es un fenómeno óptico muy común en otoño e invierno en el área metropolitana de S/C de Tenerife. Las nubes bajas que vienen del Norte quedan retenidas en las montañas de Anaga, al norte de la capital. Se produce la típica lluvia orográfica a barlovento y en la parte central de la montaña, mientras que, a veces, las nubes que pasan por encima de la cresta descienden por el lado de sotavento, al Sur, deshaciéndose por efecto föehn, quedando el tiempo soleado. Entonces, con la precipitación que arrastra el viento desde las nubes, se produce este arco iris que, por tanto, poco menos que podemos considerar "típico" de la zona metropolitana de Santa Cruz de Tenerife.







Fotos 7 a 9- “Señales en el cielo". Costa Sureste de Tenerife, 6 de octubre.
La tarde del 6 de Octubre se formaban unas espectaculares nubes del tipo altocumulus lenticularis en la cara Este de Tenerife. Dichas nubes estuvieron presentes y estáticas en el mismo lugar varias horas, tomando formas muy extrañas. Los isleños no salían de su asombro cada vez que miraban al cielo y veían esas formaciones nubosas y el efecto que producían, y que nos ilustran sobre las diferentes complejidades que se dan en la naturaleza.





"Volcanes en la niebla"

Por Gustavo Medina Rodríguez

Desde la Isla Canaria de Lanzarote, de donde soy natural, os envío este reportaje, con el objeto de compartir y dar a conocer uno de los fenómenos meteorológicos que se presentan en ella más sorprendentes y que más me apasionan: la niebla, ya sea en sus vertientes de irradiación y de advección, o cuando se presenta en forma de "mar de nubes"
Para observarlo y disfrutarlo muchas veces debo madrugar y recorrer decenas de kilómetros desde mi casa, pero merece la pena, os los aseguro.

Foto 1- (20-1-11)
Empezamos con las nieblas de irradiación... si queremos verlas debemos salir tempranito, y desplazarnos hasta el centro de la isla, donde se forman, por el enfriamiento nocturno.
Este día nos la encontramos, bien pegadita al terreno, al llegar al pueblecito de Masdache, invadiendo la propia carretera por la que circulamos.



Foto 2- (2-10-11)
Desde la cumbre del Volcán Montaña Negra obtenemos esta imagen que muestra un aspecto general de la niebla por irradiación, cubriendo el pueblo de Tegoyo y otras zonas del interior de la isla.



Foto 3- (2-10-11)
Esta foto, está tomada desde el mismo lugar y el mismo día que la anterior, pero más tarde. Con el avance del día y el calentamiento diurno, las nieblas de irradiación desaparecen, pero desde el mar llega el "tsunami", que se cuela entre los volcanes tratando de acceder al valle de Timanfaya... serán las nieblas de advección quienes tomen el protagonismo durante las horas centrales del día.



Foto 4-(8-9-11)
Esta foto, aunque está tomada muy temprano, no es de nieblas de irradiación, pues estamos en verano, y lo que está pasando es que tenemos advección de aire africano, muy cálido, con una intensa inversión térmica casi a nivel del mar. En la cumbre del Volcán de Tamia, desde donde está tomada la fotografía, la temperatura es superior a los 30 grados, pero bien diferente es la cosa unos centenares de metros más abajo.
Curioso cómo la niebla se adapta al terreno.



Fotos 5 y 6- (8-9-11).
Más tarde, y desde el mismo lugar, la misma niebla ocupando el centro de la Isla.
El volcán que se ve como una isla es el de Tinache, desde el que se tomaron las fotos 9 y 10 de este reportaje.





Foto 7- (2-10-11).
Los volcanes del Parque Nacional de Timanfaya envueltos en la niebla, desde la Montaña Negra.



Foto 8- (1-10-11)
Para completar un recorrido por las nieblas lanzaroteñas, no podía faltar alguna imagen del mar de nubes. Aquí lo vemos, al amanecer, desde el Volcán de Guardilama: la inversión está más alta y las nubes no corren tan pegadas al suelo. La niebla está hoy en las laderas de los volcanes. No deja de ser una imagen sorprendente en la isla más baja de las Canarias, sin elevaciones que alcancen los 700 msnm.



Fotos 9 y 10- (8-9-11)
Y, ya por último, estas dos imágenes nocturnas tomadas desde el Volcán de Tinache, en la que se ven los pueblos de La Vegueta y Tiagua bajo el manto nuboso, con el Volcán de Tamia sobresaliendo.



Artículo- resumen Meteoreportaje'2011

Como cada año presentamos este artículo-resumen que recoge doce imágenes seleccionadas, pertenecientes a los reportajes que ocuparon las posiciones cuarta a decimoquinta, en el recientemente celebrado Concurso Meteoreportaje’2011.

Empezamos este recorrido con la Foto 1, correspondiente a “Aires de Mariola”, en el que su autor, José A. Bernat Bacete nos transporta hasta las cumbres de esta Sierra, declarada Parque Natural, localizada entre las provincias de Valencia y Alicante, para deleitarnos con unas bellas panorámicas al amanecer sobre unos sorprendentes “mares de nubes”.


La segunda fotografía, tomada desde la localidad madrileña de Torrelodones el 21 de agosto de 2011, nos traslada a un ambiente bien diferente, el de las tormentas de verano, ya en horas nocturnas, para disfrutar de su “Furia eléctrica”, título que dio a esta foto Alberto Lunas Arias, autor de "Mitad y mitad".

De nuevo volvemos a las solitarias cumbres al amanecer, en este caso prepirenaicas. Desde el Coll de Montllobar, entre Lleida y Huesca, Jordi Peró Enjaume estuvo recreándose el 2 de enero del pasado año, durante “Tres horas”, de los mares de nubes a sus pies con sus fenómenos asociados, tales como como glorias o arcos de niebla, junto con otras formaciones nubosas por encima, como Ac lenticulares, Kelvin-Helmnholtz, floccus, virgas, etc, que dejó plasmados en las fotografías que podemos ver en su meteoreportaje.

Celia Cuadra, autora de la Foto 4, nos regala en “Niebla” una serie de bellas estampas relacionadas con dicho fenómeno, tomadas esde la localidad de Orduña (Vizcaya) en una fría mañana de invierno, el 5 de febrero de 2011. Entre ellas, esta tela de araña, con las gotas del rocío depositadas sobre ella.

La Foto 5, de “La cara amable del cielo”, fue titulada “Fuego” por su autora, Jenny Martínez Parra, y muestra el aspecto que presentaba el cielo de Murcia el 16 de diciembre de 2011, con un “candilazo, de esos casi surrealistas, que dan la sensación que el cielo fuera a arder”.

En “Sin ir más lejos” se encuentra la Foto 6, captada por Irantzu Arbaizagoitia Viguri desde el Valle de Ayala, Álava, el 10 de mayo“a veces pensamos que las mejores fotografías se toman en lugares lejanos, inaccesibles para la mayoría de los aficionados a la fotografía. Pero suele ocurrir que por culpa de esa idea, dejamos pasar grandes imágenes que la meteorología nos brinda mientras estamos en casa, en el trabajo, conduciendo...”

El 8 de Octubre era una tarde ventosa en el Port del Compte, Lleida, formándose curiosas formaciones nubosas asociadas a las ondas de montaña generadas a sotavento de la cordillera pirenaica, que fueron captadas por Antonio Ontangas Jarque, según vemos en la Foto 7, correspondiente a su reportaje “Entre Cataluña y Aragón”.

José Luis Escudero Gallegos es el autor de “Amanecer de la Meteorología”, en el que se recogen diez coloridas fotografías correspondientes a otros tantos amaneceres desde la ciudad de Málaga a lo largo de 2011, como el que vemos en la Foto 8, del pasado 9 de diciembre.

En “La Mancha, lugar de contrastes”, Diego Sobrino Ramos nos regala una serie de imágenes correspondientes a diversas tormentas, algunas de ellas posibles supercélulas, sobre la provincia de Ciudad Real el pasado año. En la Foto 9 vemos un “yunque que se llenaba de mamas, ya atardeciendo”, el 15 de Mayo del 2011.

No muy lejos fue tomada la Foto 10, la tarde del 24 de marzo por Miguel Cívica Corrales, e incluida en “Supercélula inesperada y dos bises”: “Un mesociclón de libro, con una shelf cloud de tres pisos, se yergue amenazador sobre la ciudad de Talavera de la Reina, aunque sobre dicha ciudad apenas cayeron más que gotas y granicillos, ya que ahí está la corriente ascendente que alimenta a la SP. Otras zonas del término municipal y pueblos de la comarca sí que pudieron comprobar la potencia de la corriente descendente delantera, teniendo que salir las quitanieves a causa del granizo acumulado en la A5”.

De nuevo nos acercamos a las faldas de los Pirineos, esta vez para disfrutar de las brumas tempranas”, título de la Foto 11, tomada a primera hora de la mañana del 26 de septiembre por Alvaro Novo Salvador, autor del reportaje “Cumbres borrascosas”: “Esperamos la entrada del nuevo día. Hogares y aldeanos duermen un sueño profundo a los pies de las cumbres. Bajan las temperaturas y las brumas avanzan entre el arbolado y el asfalto”.

Y por último nos vamos hasta el Archipiélago Canario, para cerrar este recorrido fotográfico con la siempre mágica imagen del característico mar de nubes a los pies del ”Padre Teide, vestido de blanco”, el 4 de febrero de 2011. Fotografía de Eva Ibáñez Cerced incluida en el trabajo que presentó para la edición de este año del Concurso, y que tituló “Miscelánea”.