"Mammatus a la patada en Avesnois"

Por Guillaume Louïs

El 18 de junio fue un día inolvidable, muy agitado, en que pude disfrutar como pocas veces de la Meteorología.
Sólo faltó un poco de granizo, algo más de actividad eléctrica y una pequeña tuba, aunque fuese pequeña, para que la situación hubiera sido tan completa como la acontecida un año antes, cuando una Supercélula barrió nuestra región, el 14 de julio de 2010... ¡y yo que pensaba que espectáculos como los que la atmósfera me mostró esos días estaban reservados sólo para los habitantes de las Grandes Llanuras, al otro lado del Atlántico!

Todas las fotos de este reportaje fueron tomadas en Avesnes-sur-Helpe, en la región de Avesnois, en el Norte de Francia, el 18 de junio de 2011.

Fotos 1 y 2 -
Tal como había anunciado MeteoFrance, el día se mostraba inestable y tempestuoso, . Tras una mañana nublada y fresca, pero sin nada especialmente destacable, el cielo de Avesnois comenzó a presentar algunos signos de turbulencia más seria hacia las 14 horas, lo que me animó a salir. Pude así contemplar desde las murallas de Vauban la llegada de una hermosa nube rodillo, que venía acompañada de constantes precipitaciones.





Foto 3-
Por la tarde, hacia las 16 horas, la atmósfera local, un poco recalentada por el Sol, que había logrado salir tímidamente, nos gratificó con un espectáculo más interesante: nubes variadas, pequeños aguaceros, un esbozo de arco iris, unos tímidos mammatus, un grueso Cb, truenos cada vez más audibles...



Fotos 4- y 5-
A finales de la tarde se presentó un bello Cb, aunque no me decidí a salir. Fue la aparición de un arco iris más marcado , a primeras horas del atardecer, lo que me hizo dejar mi guarida, si bien se disipó más rápido de lo que yo hubiese deseado.





Fotos 6 a 9-
Movido por algún instinto, me dispuse a ir a los lugares que adoro para capturar las imágenes que la temperie me ofreciese durante la puesta de Sol. A pesar de la copiosa lluvia que cayó sobre mi desprotegida cabeza, para nada lamenté esta decisión.