"Cumbres borrascosas"

Por Alvaro Novo Salvador

Fascinantes contrastes, tonos e irrupciones de fenómenos extraordinarios. Esto es lo que sucede cuando nos acercamos a las cumbres. El viaje supone una aventura: no es sólo el mérito de llegar arriba, sino todo aquello que nos cruzamos de camino hacia nuestro objetivo.
Desde el Pirineo catalán, nos desnudamos ante tal mágica complejidad meteorológica.

Foto 1- Las brumas tempranas (26/09/2011)
Esperamos la entrada del nuevo día. Hogares y aldeanos duermen un sueño profundo a los pies de las cumbres. Bajan las temperaturas y las brumas avanzan entre el arbolado y el asfalto.



Foto 2- Pastos (29/10/2011)



Foto 3- Las colas del viento (08/10/2011)
Caprichoso como un espíritu salvaje, el viento deja en nuestros cielos estandartes blancos anunciando la presente batalla.



Foto 4- El valle mágico (21/07/2011)
Un frecuente fenómeno pero no menos curioso es el choque climático en las sierras fronterizas de influencia atlántica y como ayudan éstos montes a enfriar el aire y provocando bellas cascadas de nubes en la vertiente opuesta



Foto 5- Por buen camino (06/06/2011)
A veces, parece que nos persiguen nubarrones grises y el camino nos guía entre los pedregales que nos quitan la mirada al horizonte. Encontramos aún un reducto de agua dulce esperando la lluvia.



Foto 6- Charcas secas (08/10/2011)
Al final de la estación seca, numerosas charcas olvidaron que antaño fueron albergue de diminutos hombrecillos acuáticos



Foto 7- Desatando la furia (08/10/2011)



Foto 8- La batalla detrás de los muros (08/10/2011)
Fuego al atardecer, las piezas están en juego para la victoria. Fuera imprescindible darse prisa ante tal feroz batalla de los vientos de ponente.